lunes, 14 de septiembre de 2009

El sexo vende. O cómo American Apparel se transformó en una marca de culto.


Si eres un tío medio normal (y no uno de esos delgaduchos chico/chica), es imposible encontrar tallas. Y si tu masa cerebral está también dentro de lo aceptable, jamás comprarías allí: una camiseta blanca cuesta $20 dólares, una sudadera básica gris $50.

Así es American Apparel, una de las marcas de moda de Estados Unidos y que en pocos años ha pasado de ser una desconocida marca de básicos (casi tan sosa e instrascendente como Fruit of the Loom), a la marca más "cool" de la escena americana.

Y todo gracias a su publicidad.

Nada muy complicado o elaborado, sino todo lo contrario. Simplicidad absoluta, pero brutalmente sexy, desinhibida, casi porno.

Ver algunos ejemplos produce cierto desconcierto: en un 90%, su publicidad vende ropa para tías, con fotos pensadas absolutamente para tíos. Siempre son universitarias espectaculares, pero que podrían ser la vecina de enfrente (un ingrediente típico de las fantasías masculinas). Las fotos parecen tomadas por aficionados, en un pisco compartido, durante una buena noche de marcha (muy al estilo Cobra Snake). No hay maquillaje, iluminación y mucho menos Photoshop (otro ingrediente más de las fantasías masculinas post-redes sociales y webcams).

Contra toda lógica, las chicas son las que más compran.


¿Cómo se explica el fenómeno entonces?

En cierta medida, creo que está de moda el rollo "estoy muy buena, mírame, fantasea conmigo". Y no sólo en Estados Unidos. Es un fenómeno global entre las niñas de 15-24, y las redes sociales en internet son su principal detonante. Basta con darnos una vuelta por Tuenti, Badoo y Meetic para hacernos una idea.

Parece que las chicas están hartas de ser las princesas que esperan dormidas a su príncipe azul. Y el acierto de American Apparel es haber encontrado una conexión natural entre ese sentimiento y una marca de básicos sin mucho más que ofrecer.





Los 50 anuncios más sexy de American Apparel, aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De puta madre el post

Andy dijo...

ser director de arte sí puede ser el mejor curro del mundo¡¡

carlos dijo...

lauren phoenix es una diosa, ponerlo en google y flipad, pero no lo hagáis en el curro, primero porque estará capado el acceso y segundo porque quedarías de pajilleros, jajaja