domingo, 27 de julio de 2008

Amnistía 0 - 1 China




La polémica está servida alrededor de la última campaña de Amnistía Internacional realizada por TBWA/Paris, probablemente la agencia más premiada de los últimos años.

La campaña, que ganó un león de bronce en Press, muestra la realidad de China a través de los distintos deportes olímpicos. Un fusilado contra una diana, un torturado en una piscina olímpica, etc.

La dura realidad del anfitrión olímpico, que ha causado estupor en la organización, rechazo por parte del cliente y vergüenza dentro de la red.

En fin, que Amnistía retiró los anuncios (si se puede decir retirar, porque en palabras textuales de la ONG, la campaña fue aprobada sólo para festivales publicitarios) y la propia TBWA se desmarcó de su oficina de Paris (específicamente la de Boulogne-Billancourt).

Independiente de la veracidad de los anuncios (que Amnistía reconoce haber aprobado), me parece que lo realmente polémico es que una ONG dedicada a denunciar estas atrocidades (que suceden hoy y seguirán sucediendo después de los juegos) se acojone y dé su brazo a torcer ante un gobierno con el que lleva años luchando.

¿O es que todo lo que nos han dicho de China durante estos años es mentira?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

pues... a mi NO me gusta nada.
de hecho me parece una mierda.... que tiene de creativo? producción de la leche, fotos muy bien hechas pero... ¿creatividad?

javi dijo...

es un pelín básica.
pero sí es de locos que amnistia se desligue de unos anuncios (buenos o no tanto) que denuncian perfectamente lo que sucede en China.
es muy fuerte!

Jorge dijo...

considérese el trucho como una epidemia a nivel mundial.
en este caso, no puede hacerse una campaña así, con el único propósito de lucirse en festivales, sin tener información comprobada y veraz.
-Dudo que se hayan tomado la molestia de buscarla aquí, eh?

Anónimo dijo...

ridículo.
es mi sensación.
es como la primera idea.
en pekin hacen esto, y lo muestran. pues vale. como denuncia ok pero estoy de acuerdo con que no le veo la creatividad por ningún lugar

The Martinez dijo...

Mala o buena, me parece que la campaña denuncia lo que tiene que denunciar.
Y no puedo creer que Amnistía, después de todo lo que ha hecho por terminar con los abusos en China, se haya literalmente meado en los pantalones con esta campaña.
¿O es que en China la cosa no es tan mala como la pintan?
¿Alguien ha estado en China?